¡Feliz día del padre, Antonio!

¡Feliz día del padre, Antonio!

¡Feliz día del Padre a todos! ¿Y qué mejor que una buena historia para celebrarlo? Antonio vive a 700 km de su hijo. Gracias a BlaBlaCar puede permitirse verle cada 15 días.

Hoy queremos contaros la historia de Antonio, uno de tantos padres que utiliza BlaBlaCar para ver a sus hijos. ¡Feliz día del Padre!

Una historia del día del padre

Me llamo Antonio, estoy separado y me volví a casar (que si no mi mujer me mata). Cuando me casé de segundas me trasladé a vivir a 700 kilómetros de mi casa y como quería ver a mi hijo que tenía con mi primer matrimonio me tocó viajar cada 15 días dicha distancia (de ida y de vuelta, o sea 1.400 kilómetros) para verlo el fin de semana que tocaba.
Soy administrativo de una multinacional y me encanta viajar, conocer gente, comer bieeen y hacer deporte (soy un runner!! jajaja).

Mi historia con BlaBlaCar es la siguiente:

Al principio todo iba bien. Viajaba cada 15 días para ver a mi hijo y la gasolina no estaba cara, pero debido a la crisis la gasolina empezó a subir de una forma descomunal. Tanto es así que tras tres años viajando viví uno de los peores días de mi vida: tuve que sentarme a hablar con mi pequeño de 5 años a intentar explicarle que papá no podía viajar cada 15 días por el coste que suponía y que tendría que hacerlo cada tres semanas. Entre lágrimas de los dos tuvimos que resignarnos. Yo me encontraba muy mal. Cada mes que pasaba lo echaba más de menos. Después de año y medio con esta situación, un buen día, estando con una amiga de mi mujer, comentó lo siguiente:

«Pues mi novio llega mañana de Madrid con BlaBlaCar, a lo que yo dije, «¿BlaBlaCar?, ¿qué es eso?” y me respondió «Eso a ti te vendría muy bien. Se trata de compartir vehículo y gastos para viajar. Tú publicas dónde vas y la gente que vaya al mismo sitio te llama y compartís los gastos de gasolina». Ahí quedó la cosa, pero un fin de semana volviendo de ver al peque estuve llorando casi todo el camino de vuelta y cuando llegué le dije a mi mujer «Voy a intentarlo, no puedo estar viéndolo cada 3 semanas». Y así fue como me metí en la página de BlaBlaCar y publiqué mi primer viaje.

Desde entonces hasta hoy lo único que puedo decir de BlaBlaCar es que me ha devuelto la vida. Como todo empezó a ir tan bien un día me senté de nuevo delante de mi hijo y le dije que gracias a BlaBlaCar volvería a viajar cada 15 días. Nos abrazamos, lloramos de alegría y mi hijo me preguntó qué era BlaBlaCar. Se lo expliqué y ahora cada vez que viaja conmigo solo quiere que publique el viaje para conocer gente y no para de preguntarme «Papá, ¿quién viene con nosotros?”.

¿Cómo ha sido tu experiencia compartiendo tu viaje?

En tantos viajes han sido muchas las experiencias vividas y he de decir que he tenido suerte porque todas han sido buenas. La gran mayoría divertidas, otras conmovedoras y el resto entretenidas. De cada persona que ha subido a mi coche he aprendido algo, tanto jóvenes como mayores. Siempre he intentado que los viajes, al ser tan largos, fueran amenos y creo que hasta ahora lo he ido consiguiendo. He llegado a valorar la vida de una forma increíble al viajar con una chica que desbordaba alegría aun teniendo la dichosa enfermedad del cáncer. No puedo olvidar los debates sobre el amor a distancia: la chica ilusionada por ver a su novio, medio coche diciendo que no llegarían a buen puerto y el otro medio animándola.

¿Te gustaría aparecer en nuestro blog para contarnos tus experiencias y anécdotas viajando en BlaBlaCar? Escríbenos a testimonios@blablacar.com

También te puede interesar...

La historia de

Utilizando nuestra web, acepta que usamos cookies para llevar a cabo análisis y producir contenido y anuncios personalizados de acuerdo con sus intereses.Lee nuestraPolítica de Cookies

Publica un viaje