¡Un viaje por Europa!

¡Un viaje por Europa!

Vicent ha viajado este verano desde Valencia hasta Istria en BlaBlaCar: 25 horas, 1700 km. ¿Quieres saber qué tal le fue? ¡Sigue leyendo!

Vicent nos cuenta su viaje por Europa

Una mochila. Ahí llevaba lo necesario.

El destino del viaje, o mejor dicho, el inicio, era la costa norte de Croacia, la península de Istria. De ahí un periplo por las capitales de Europa Central, sin prisas. ¿Cómo llegar a esta pequeña península croata? Desde Valencia, mi ciudad natal, las conexiones aéreas complicaban el traslado; salir desde otra ciudad española aumentaba el coste. ¿Podría ser BlaBlaCar una opción para realizar un trayecto de más de 1700km? Lo fue.

Contacté con un usuario que viajaba a Rumanía. Era perfecto para mí: podía llegar hasta Trieste (Italia) a las puertas de Eslovenia y Croacia. Y por si os lo preguntáis, ¡sí! me gusta viajar en coche.

El viaje acababa de empezar y ya conocía al que iba a ser mi piloto, un chico que viajaba a Barcelona por trabajo y dos chicas argelinas que recogimos en Barcelona con destino Marsella. Y aquí surge esa pregunta que varios días antes de mi partida, amigos y familiares me hacían ¿y te vas tú sólo? Sí, con mi mochila, mi Tablet y mi cámara ¿me aburriré de estar tanto tiempo conmigo mismo? Os aseguro que no estaréis solos a menos que tengáis ganas de estarlo.

Ya en Trieste, solo necesitaba un par de horas para llegar a Pula (Croacia), tenía la posibilidad del autobús, pero surgió la opción de compartir gastos con una pareja italiana que viajaba hacia Croacia. Dicho y hecho. Y además, me lleve varias recomendaciones sobre la zona ya que ellos conocían la costa croata (Un trayecto lleno de música de forma que lo llamaremos Chachacar).

Tras varios días disfrutando de las aguas cristalinas, zonas históricas y conocer nuevos viajeros, me desplacé desde Zagreb hasta Graz, ciudad austriaca. Goran, un alemán, fue en esta ocasión el anfitrión para realizar este viaje de 3 horas cruzando Eslovenia, junto con otra pareja alemana en el que mantuvimos una conversación sobre España, ya sabéis… mucho sol, poco trabajo…

Los días pasaban entre catedrales neoclásicas, amplios parques y ríos desbordantes. Graz, Viena, Praga llenaron mis sentidos de esa historia europea de la que todos provenimos y de la que poco nos acordamos. En este punto del viaje, apareció de una forma más marcada “la espontaneidad”, no decidía hasta el último momento mi próximo destino (con sus pros y sus contras) pero esto me llevó a visitar una ciudad espectacular, Núremberg (Alemania). El trayecto desde Praga a esta ciudad de la región de Baviera (próspera en trabajo, por si a alguien le interesa) lo compartí con una pareja alemana que viajaba al norte de Francia y un joven bielorruso que visitaba unos amigos bávaros. La ventaja de viajar con gente nativa son los múltiples consejos acerca de sus ciudades, gentes y costumbres, perfectas para mimetizarse entre los cuadrados alemanes ;)

Estas fueron mis experiencias con usuarios de BlaBlaCar en mi viaje por Croacia y Europa Central, recomendable 100%. El lado social del viaje, probablemente el más importante, se acentúa al compartir los trayectos con personas que, aunque no tengan el mismo destino, sí tienen el mismo interés de compartir y enriquecer su viaje con [email protected]

¿Por qué viajar solo? y ¿por qué compartir coche con unos desconocidos? Aquí una respuesta para dos preguntas. – ¿Y por qué no?

Doy las gracias a esos conductores, pasajeros, conocidos, desconocidos, habladores, callados, viajeros y mascotas que formaron parte de este viaje. Sin ellos, el camino simplemente hubiera sido otro, este fue genial.

¡Sigue a Vicent en Twitter y en Instagram!

Find out more about

La historia de

By using our website, you accept that we use cookies to perform analytics and produce content & ads tailored to your interests. Read our policy on cookies usage

Offer a ride