Destinos culturales: una alternativa de ocio

Destinos culturales: una alternativa de ocio

Te sabes todas las playas, los chiringuitos, donde ponen el mejor mojito… es momento de cambiar.

Sí, efectivamente existía una alternativa al turismo de sol y playa: el turismo cultural. Resulta evidente que uno de los mayores atractivos de nuestro país siguen siendo los casi 8.000 km de costa, un clima templado, días largos y noches cálidas… Pero ahí no queda todo.

Quizás sea fruto de la sobreexplotación del litoral, del hartazgo de las autoridades de ciertas ciudades costeras asediadas por el turismo de borrachera o de la necesidad de reorientar el flujo de turistas hacia otros núcleos lo que ha provocado el cambio de tendencia. Lo cierto es que de un tiempo a esta parte la apertura de varios museos en distintas ciudades españolas ha puesto de manifiesto la buena salud de la que goza el turismo cultural en nuestro país.

Se acercan días de fiesta, puentes y vacaciones, y desde BlaBlaCar queremos ofreceros tres escapadas de turismo cultural que harán las delicias de los viajeros. Os invitamos a descubrir tres destinos en los que el turismo urbano gira entorno a lo cultural: el Arte y la Historia.

Las mejores ciudades para hacer turismo cultural

Turismo cultural en Gerona

La provincia catalana es un monumento en sí. Basta con pasearse por su centro histórico, el Barri Vell, para darse cuenta de la majestuosidad de esta ciudad, que ha sabido conservar su herencia como pocas ciudades en Europa. Y es que si algo ha mantenido esta ciudad es su trazado urbano, sus calles y monumentos. Pero, vayamos a lo imprescindible: ¿qué no debéis perderos en esta ciudad catalana?

  • Las Casas Colgantes del Oñar: Construidas y conservadas a lo largo de los siglos, esta peculiaridad arquitectónica evocará en el viajero anhelos de ciudad literaria, mediterránea y pintoresca. Volcadas al rio Oñar y pintadas todas con la misma paleta, crean un marco irresistible para los amantes de la fotografía.
  • La Judería (El Call Jueu): Dicen los que saben de esto que es el barrio judío mejor conservado de Europa. Caminar por sus estrechas y sinuosas callejuelas es dejarse llevar por la magia del pasado y sentirse viajero en el tiempo. Destacan las murallas medievales y el edificio Centro Bonastruc Ça Porta, considerado como la antigua sinagoga.
  • La catedral de Santa María: Construida entre los siglos XI y XVIII se sitúa en la parte más elevada de la ciudad. Debido a su construcción prolongada en el tiempo es posible apreciar en ella tres estilos arquitectónicos consecutivos: el románico, el gótico y el barroco. Es, sin duda, motivo de orgullo de los gerundenses, que pueden presumir de catedral ya que la suya posee la nave gótica más ancha del mundo.
  • Teatro – Museo Dalí: Situado en la localidad de Figueras (a 130 km de Gerona) y gestionado por la fundación Salvador Dalí, alberga la mayor colección de obras del maestro catalán. El museo es un atractivo cultural tanto por sus fondos, como por sus exposiciones e incluso por su arquitectura, de la que Dalí fue coautor. Es el tercer museo más visitado de España y ocupa el puesto 40 del ranking Los 100 museos más visitados del mundo según The Art Newspaper.

Turismo cultural en Málaga

La capital de la Costa del Sol, antaño conocida únicamente por albergar el aeropuerto internacional que conectaba a los turistas del norte de Europa con las playas de Torremolinos y Benalmádena, hoy es señalada con un círculo en rojo en los mapas de los turistas más exigentes. La ciudad sale de una profunda transformación urbanística orientada a cambiar el modelo turístico y ofrecerse así como uno de los destinos más apetecibles a la hora de hablar de turismo cultural y urbano.

Destaca su casco antiguo, totalmente peatonalizado en el que sus monumentos han sido puestos de relieve para mayor esplendor de su patrimonio. Arte, gastronomía y compras completan la oferta de esta ciudad mediterránea.

  • Museo Picasso: Fue el primero de una serie de museos y galerías que vendrían a conformar un circuito de pinacotecas a la altura de las grandes ciudades europeas. Situado en el Palacio de Buena Vista (siglo XVI), de inspiración plateresca y mudéjar, en pleno centro histórico, alberga unas 300 obras del genio malagueño y recibe al año cerca de medio millón de visitantes.
  • Museo Pompidou: Inaugurado en marzo de 2015, es la segunda filial del Centro Nacional de Arte Georges Pompidou (Paris, Francia) y la primera fuera del país galo. Cuenta con obras de los grandes maestros del siglo XX como Magritte, Frida Khalo, Miró o Giacometti. Está ubicado en el puerto, en un edificio de dos plantas diáfanas coronado por un enorme lucernario en forma de cubo de acero y cristal que da nombre al edificio.
  • Museo Ruso de San Petersburgo: La última pinacoteca que ha sido inaugurada en la capital malagueña es la filial del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo. Se encuentra dentro del edificio de la Tabacalera, un antiguo complejo industrial de principios del siglo XX reconvertido en espacio cultural. Viene a completar la oferta de pinacotecas malagueñas ofreciendo una visión panorámica de las corrientes artísticas más influyentes que tuvieron lugar en Rusia: desde el arte religioso del siglo XVI hasta llegar a los movimientos de vanguardia del siglo XX encabezados por Rozanova o Korovin, pasando obras de Birulov o Kiprensi.

Turismo cultural en Alicante

La ciudad valenciana es otro de nuestros descubrimientos. Conocida en gran medida por su oferta de sol y playa, su situación es parecida a las dos otras ciudades mencionadas: quiere destacar en lo cultural alejándose paulatinamente de los antiguos modelos turísticos de chinguito. Además, una oferta gastronómica de primer nivel y unos alrededores dignos de mención completan la oferta de la ciudad más meridional de la Comunidad Valenciana.

  • Museo de Arte Contemporáneo de Alicante: Es quizás la gran apuesta por la cultura en la ciudad. Abrió sus puertas en 2011 en el edificio que fue en su día un antiguo palacio del siglo XVII. Entre las más de 300 obras que componen sus fondos, destacan trabajos de Kandinsky, Picasso, Bacon o Tapies.
  • •Museo de Bellas Artes Gravina: Emplazado en un edificio histórico construido entre los siglos XVIII y XIX se haya el Museo de Bellas Artes, una pinacoteca nacida fruto de la colaboración entre instituciones públicas y los museos Prado, Sorolla y Bellas Artes de Valencia. Está consagrado al arte valenciano y alicantino y destacan obras del mismo Sorolla, Salzillo, Gisbert o Vicente López.
  • Altea: Este pequeño pueblo situado a tan solo 57 km de la capital alicantina puede presumir de haber sido nombrado “Capital Cultural de la Comunidad Valenciana”. Y es que el trazado urbano de este pequeño municipio, cuidado y conservado para mantener su esencia, hace que en los pequeños detalles esté el origen de la belleza. Basta pasear por sus empinadas calles, perderse entre sus casitas o visitar sus monumentos más destacados como la iglesia Nuestra Señora del Consuelo con sus cúpulas azules, las torres Galera y Bellaguarda o el antiguo pueblo más conocido como El Fornet, para entender por qué este pequeño municipio debía incluirse en nuestra lista de escapadas.

Busca tu viaje Publica tu viaje

También te puede interesar...

Guías de viaje

Utilizando nuestra web, acepta que usamos cookies para llevar a cabo análisis y producir contenido y anuncios personalizados de acuerdo con sus intereses.Lee nuestraPolítica de Cookies

Publica un viaje