La historia de Inko: entre la antigimnasia y la ingeniería

La historia de Inko: entre la antigimnasia y la ingeniería

Inko es un chico guipuzcoano que vive en Zaragoza y viaja con frecuencia a Madrid. ¿Quieres saber por qué se mueve tanto?

La primavera pasada tuvimos la suerte de conocer a Inko, un joven que viaja para poder desarrollar sus dos verdaderas pasiones: la danza butoh y la antigimnasia.  ¿Quieres saber de qué van?

Hablamos con Inko

¡Hola, Inko! ¿Podrías decirnos quién eres y a qué te dedicas?

“Inko sí, jeje. No es ningún apodo, es mi nombre tal cual”. Es esto lo que me toca decir a los viajeros de BlaBlaCar cuando me preguntan cómo me llamo. Nací en Guipúzcoa – de ahí mi nombre – y ahora vivo en Zaragoza con Bea, ¡qué puedo decir! el amor me trajo a esta ciudad y vivo enamorado.

Ahora mismo tengo un trabajo y dos pasiones. Trabajo en una consultoría de ingeniería en proyectos ferroviarios donde hacemos el 3D y los planos de trenes y tranvías. Pero mis pasiones… mis pasiones van por otros derroteros. Son la antigimnasia y la danza.

Sí, antigimnasia. No se trata de tumbarse en el sofá o manifestarse frente a los gimnasios, como me suelen preguntar en los viajes. De hecho, es todo lo contrario: la antigimnasia es una técnica de trabajo y conocimiento del propio cuerpo que mejora la movilidad y el tono muscular, libera tensiones y desarrolla la motricidad gracias a un trabajo en profundidad de todas las partes del cuerpo. Tengo una web donde explico más de esta técnica y por supuesto la web oficial la explica con todo detalle.

En cuanto a la danza, siempre me ha encantado bailar, y ahora más desde que practico danza Butoh. ¡Otro gran descubrimiento! Un ejercicio en el que surgen formas de moverse y percibirse, formas a las que acompañan nuevos descubrimientos y todos sus potenciales.

inko-inside-image

¿Y por qué utilizas BlaBlaCar?

Soy profesional de antigimnasia en Zaragoza y BlaBlaCar me permitió poder conseguirlo. En 2013 empecé a hacer el recorrido Zaragoza-Madrid mensualmente para poder estudiar esta técnica corporal. Antes de conocer BlaBlaCar el viaje consistía en luchar contra el sueño de la autovía y los nervios de cruzar Madrid. De hecho, con esto del sueño, tuve un buen susto en carretera, pero por suerte no pasó nada. Así que en cuanto me enteré de BlaBlaCar, ¡me tiré de cabeza!

¿Cómo ha sido tu experiencia en BlaBlaCar?

Son todo ventajas. Compartimos los gastos, la conversación me mantiene despejado y la recompensa de conocer un poquito a las personas con las que viajo es mayor de lo que imaginaba.

También te puede interesar...

Historias de la comunidad

Utilizando nuestra web, acepta que usamos cookies para llevar a cabo análisis y producir contenido y anuncios personalizados de acuerdo con sus intereses.Lee nuestraPolítica de Cookies

Publica un viaje