8 consejos para viajar con niños

8 consejos para viajar con niños

Ocho trucos para que viajar con niños sea más ameno, tanto para ellos, ¡como para los adultos!

Viajar con niños puede ser una ardua tarea. Si para los adultos un viaje de largo recorrido en coche es muy cansado, ¡imagínate para los más peques! Para que lo que puede ser un viaje tranquilo no se convierta en una pesadilla, hoy te damos unos consejos.

Viajar con niños

1. Seguridad

Viajar con niños = trabajo + trabajo + trabajo… Coloca el equipaje de tal manera que en una parada un poco brusca o al abrir el maletero no se salga nada de su sitio. Asegúrate también de que los asientos de los niños cumplen las normas de seguridad vial.

2. Maletas

Al hacer las maletas, separa, en una bolsa aparte, todo aquello que pueda ser útil para los niños durante el trayecto: una muda, pañales, toallitas, pañuelos, juguetes… Así evitarás rebuscar en la maleta y deshacerla.

3. Horarios

A los niños, sobre todo los más pequeños, les cuesta adaptarse a un cambio de rutina, así que puede ser buena idea programar el viaje de acuerdo a sus horarios habituales. Y si no le cuesta dormir en el coche, viajar por la noche puede ser una opción para vosotros.

4. Juguetes

Son obligatorios y deben ser sencillos y válidos para entretener durante horas y horas. Intenta ser creativo: una pizarra mágica puede servir para entretener a los más pequeños, ¡y dar rienda suelta a su imaginación! Si dispones de una mesita de coche, podrá jugar con más facilidad y evitar que los juguetes se esparzan por todo el coche. Y recuerda que sin ese juguete del que nunca se separa, ¡el viaje puede convertirse en una pesadilla!

5. Merienda

Algo sano y que no manche mucho el coche: evitarás enfados y manchas indeseadas que luego hay que limpiar. Prepáralo todo el día anterior para ahorrar tiempo y ten los tuppers siempre a mano: ¡el verdadero remedio anti-rabietas!

6. Sorpresas

Una buena idea para que estén tranquilos es darles una sorpresa tras cada etapa del viaje: una nueva actividad, una chocolatina o hacer una parada para sacar una foto. Cualquier excusa sirve, y tenerlos a la expectativa es muy divertido.

7. Gastar su energía

Con la falta de espacio, es normal que se aburran en el coche. Planifica una parada larga (para comer, por ejemplo) en algún sitio donde puedan jugar libremente y también cansarse: un parque infantil, saltar a la comba, jugar con una pelota… Así, al volver al coche, habrán gastado tanta energía que se quedarán dormidos en el momento.

8. Juegos

El entretenimiento es la palabra clave. Puedes recurrir a juegos de cartas o muñecos si hay más de un niño viajando. Y los clásicos juegos de viaje para toda la familia, como el Veo, veo. ¿Quién no recuerda su infancia contando el número de coches amarillos en la carretera?

¡Buen viaje con los peques!

Busca tu viaje Publica tu viaje

También te puede interesar...

Durante el viaje

Utilizando nuestra web, acepta que usamos cookies para llevar a cabo análisis y producir contenido y anuncios personalizados de acuerdo con sus intereses.Lee nuestraPolítica de Cookies

Publica un viaje