Arantxa y su cobaya Gini

Arantxa y su cobaya Gini

Arantxa estudia fuera de su Tarifa natal pero con BlaBlaCar puede volver facilmente cada vez que quiere y siempre le acompaña su cobaya Gini.

Arantxa (20 años) estudia Trabajo Social en Málaga desde hace 2 años. Tarifeña de toda la vida, tuvo que mudarse y dejar allí a los suyos. Sin embargo, siempre que puede se escapa en BlaBlaCar a verles. Además, su cobaya Gini la acompaña en todos los viajes.

¿Quieres conocer a Arantxa y su cobaya Gini?

No recuerdo muy bien quién me lo dijo o cómo fue, pero hace un año mi vida se hizo mucho más fácil gracias a BlaBlaCar.

Empezar la universidad no siempre tiene sus pros, te mudas a otra ciudad y comienzas una nueva vida, alejada de los tuyos… Realmente, esa idea no me desagradaba mucho porque sólo hay 160 kilómetros de distancia. El verdadero problema era tener que depender de los autobuses que te llevaban de turismo por todos los pueblos de la costa y, además, con un precio que yo no podía permitirme.
Sin embargo, todo cambió el día en el que viajé en BlaBlaCar por primera vez. Al principio no me convencía mucho la idea de viajar con desconocidos, pero desde el primer viaje ya todo me parecía perfecto, casi increíble… A mis viajes se unió mi cobaya Gini, la cual enamora a todo compañero de viaje que nos encontramos. Así pudimos sobrevivir al primer año de universidad, viajando a casa por la mitad de precio, en buena compañía y de una forma más rápida.

Pero mi verdadera historia no está aquí. Creo que mi verdadera historia se encuentra en el trayecto, no en el destino. No podría contar cuántos viajes he hecho en sólo un año, pero lo que sí podría contar es las miles de anécdotas, risas y muy buenos momentos que he podido compartir con desconocidos, gente de distintas edades, gustos, aficiones, países, culturas, opiniones, ideales políticos, estilos y formas de vida… Gente que, en una hora y media de trayecto, me han regalado grandes lecciones de vida y que, incluso, han llegado a compartir con el resto de compañeros sus mejores conquistas, pero también sus derrotas. Hoy día, aún puedo contar con muchas de esas personas que conocí en un supuesto simple viaje a casa, incluso cuando tenemos la oportunidad, hemos vuelto a quedar para irnos de fiesta juntos y seguir conociéndonos. Había ocasiones en las que nos encontrábamos tres o cuatro personas con nacionalidades distintas en un mismo coche, lo cual era más fascinante aún porque te daba la oportunidad de conocer otros lugares sin tener que ir a visitarlos. Uno de mis mejores viajes fue ir con un alemán y un francés, todos con destinos distintos, pero con lo más importante en común: el inglés. Si no hubiera sido por ese idioma el trayecto hubiera sido un aburrimiento, ¡ya que comunicarnos entre los tres habría sido toda una odisea! Y, sin embargo, a pesar del mal tiempo, se convirtió en uno de mis mejores viajes donde, una vez más, pude aprender algo nuevo sobre la vida.

En conclusión, creo que BlaBlaCar se ha convertido en otro de mis mejores puntos de estos años que estoy viviendo como universitaria. BlaBlaCar me hace disfrutar de lo que considero que es lo peor de vivir fuera de casa, y es que me ha demostrado que a veces lo mejor no se encuentra en el destino, ¡sino en el camino!

Arantxa López, ¡casi Embajadora de BlaBlaCar!

¿Te acuerdas de su vídeo?

Y tú, ¿eres un artista, atleta, aventurero? ¿Trabajas todos los días para mejorar las vidas de los demás y nos quieres contar tu experiencia? ¡Envíanos tu historia a testimonios@blablacar.com y conviértete en nuestro nuevo BlaBlaStar!

También te puede interesar...

La historia de

Utilizando nuestra web, acepta que usamos cookies para llevar a cabo análisis y producir contenido y anuncios personalizados de acuerdo con sus intereses.Lee nuestraPolítica de Cookies

Publica un viaje