La Feria de Málaga: una fiesta para todo el mundo

La Feria de Málaga: una fiesta para todo el mundo

Farolillos, bailes, casetas y playa… Hoy os hablamos de la Feria de Málaga, la mayor fiesta de verano en el sur de España. ¿Quieres saber de qué va todo esto? ¡Sigue leyendo!

La Feria de Málaga: entre la tradición y el turismo

Los orígenes de la Feria de Málaga

Lo que en el siglo XVI empezó siendo una pequeña romería con misa y toros, para conmemorar la reconquista de Málaga por los Reyes Católicos, ha alcanzado a ser hoy una de las fiestas populares con mayor afluencia de España. Bien es cierto que ya no se pasea el estandarte de los Reyes Católicos y que el carácter religioso se ha ido diluyendo en los cantes por verdiales y en la alegría del vino. Sin embargo, cuando se acerca la fecha, en la memoria colectiva de la ciudad aún perdura la sensación de estar conmemorando una fecha con halo de hito histórico.

Una feria para todos…

Pero volvamos al cante y al vino, que es lo que hoy en día impera en esta celebración. Y es que de un tiempo a esta parte la Feria de Málaga se ha convertido en un lugar de encuentro para foráneos y locales, quienes abarrotan las calles del centro histórico, primero; y del Cortijo de Torres, después. Pues si algo tiene de particular esta feria es que no hay distinción entre malagueños y “gente de fuera” ya que el carácter abierto del festejo hace que todo el mundo encuentre su lugar, entre el cante y el vino. Claro está. Las cifras de afluencia dan buena muestra de esto último. El año pasado fue visitada por más de dos millones de personas, de entre las cuales más del 30% fueron turistas, lo que la convirtió en la fiesta veraniega más concurrida del país.

… que se celebra por partida doble

Si preguntamos a cualquier malagueño sobre la Feria, lo primero que nos dirá es que se celebran dos: la de día y la de noche. Y esta es otra particularidad de la Feria de Agosto. Mientras que la gran mayoría de ferias tienen lugar en un único recinto expresamente acondicionado para ello, la malagueña sucede en dos escenarios distintos. La de día tiene lugar en el casco antiguo de la ciudad, donde tabernas y bares sacan altavoces a las estrechas callejuelas para congregar a sus alrededores a miles personas. La Calle Larios se convierte en una improvisada pasarela de moda flamenca y la Plaza de la Constitución en un tablao hasta la caída del sol. Llegada la tarde se produce la migración masiva al Cortijo de Torres, donde la fiesta se prolongará hasta la madrugada. Situado a las afuera de la ciudad, El Cortijo de Torres es lo que todo el mundo reconoce como un recinto ferial al uso: calles anchas con casetas, música, atracciones y farolillos.

Pero, ¿de qué va todo esto?

En los ocho días que durarán los festejos además de la tradicional feria taurina y de los espectáculos de flamenco, se desarrollará un ecléctico programa de entretenimiento pensado para todos los públicos. Desde los tradicionales concursos de enganches y carretas hasta vanguardistas exposiciones de arte urbano, pasando por conciertos, baile y teatro. Todo ello sin contar con las atracciones veraniegas que ofrece el excelente entorno litoral donde se ubica la ciudad. Los cerca de 40 km de costa (200 en toda la provincia), hacen aún más atractiva la celebración. Y es que la combinación de los intensos días de fiesta con momentos de relajación al borde del mar resulta ser un buen reclamo.
Por todo esto y mucho más no te lo pienses, busca o reserva tu viaje en BlaBlaCar y ¡corre a disfrutar de la Feria de Málaga!

Busca tu viaje Publica tu viaje

También te puede interesar...

Fiestas populares

Utilizando nuestra web, acepta que usamos cookies para llevar a cabo análisis y producir contenido y anuncios personalizados de acuerdo con sus intereses.Lee nuestraPolítica de Cookies

Publica un viaje